¿Qué es la construcción industrializada?

El concepto de construcción industrializada se antepone a la construcción tradicional y tiene como finalidad, obtener las ventajas que ofrece un trabajo en cadena, una mejora de acabados, calidades, plazos de entrega y como consecuencia,  precio. Es la especialización de cada fase del proceso constructivo, incorporando los avances tecnológicos y eliminando los tiempos muertos, buscando la estandarización, modularidad, tecnología y calidad como principios.

Esta forma de producir viviendas representa, no sólo una importante reducción de tiempos de ejecución, sino también una clara reducción de costes.

El Sistema de Construcción industrializada, está basado en la secuencia e interconexión de labores técnicamente solventadas y testadas. Las ventajas de la misma son: producción en taller y montaje en obra, tiempos más cortos y mano de obra especializada. Se incrementan los resultados en cuanto a calidad y precio del producto final no comparables con la construcción tradicional, exigiendo al tiempo un control mayor de las fases iniciales de diseño, dado que absolutamente todo debe ser diseñado y controlado de antemano, no existiendo lugar a la improvisación.

En esta apuesta por el «sistema de construcción industrializada», se pueden realizar modelos personalizados, con un plazo de construcción de 10 semanas.

Este sistema no es exclusivo de la construcción residencial, sino que el mismo sistema puede ser aplicado a otras tipologías tales como edificios dotacionales, vivienda social, usos residenciales, etc. Cualquier edificación es susceptible de ser industrializada.

Con este reto Instalteck apuesta por popularizar el diseño y la calidad constructiva en sus construcciones.

 

85655200